Carta de
Fernando González

Envigado - 6 Agosto 63 - “Otraparte”

A Gonzalo Arango

Me enfermé, me dio un espasmo en el centro nervioso de los músculos de los ojos, pero ahí voy. Pero con este drama suyo Los ratones van al infierno, obra preciosa y en la cual se entreabre el Paraíso... ¡Cómo soy feliz! La puerta sin alas que no se abre sino en amor, en la llama que es la llave de ella, se está entreabriendo para Gonzalo... ¿Quién será esa madre a quien el amor la hizo preferir ser infierno a cielo, a cambio de la felicidad de “otro”, del niño sin pies? ¡Pues ésa es el drama de los dramas! Yo hasta creo que Ud. no se ha dado cuenta plena del misterio que se le está dando a Ud. en amor. Nada menos que la respuesta a la gran pregunta: ¿por qué encarnó el Hijo de Dios y se hizo El hijo del Hombre? Ya Ud. Gonzalo de mi alma, va sabiendo, va siendo la respuesta a la suprema pregunta, a la pregunta que produce el escándalo: ¿por qué Dios tenía que ser hombre escupido y crucificado? Y por eso dijo Él: “¡Ay del que se escandalizare en mí!; ¡ay del que se escandalizare en la madre que se hace ratón para salvar al hijo sin pies!”.

Ud., Gonzalo mío del alma, es el niño sin pies, y ¿quién es la mujer que por amor escogió descender al infierno de los ratones? Creo que son dos mujeres, pero esto es imaginaciones: creo que su mamá, aquella llama de amor vivo a quien un día envié con Ud. un racimo de plátanos murrapos..., y otra, alguna otra, pues entre los dones que Dios le dio a Usted estuvo el amor en forma de mujer, decidieron ser el infierno para que Ud. fuera el cielo. Todo ese misterio que se está dando desde “lugares” en donde “moran” los inteligibles, donde está ahora su mamá, no lo publique hasta que tenga una nítida conciencia de él. La Puerta sin Alas, se entreabre en dolores y beatitudes y no se puede forzar: es don.

Ahora Sexo y saxofón: el libro es bellísimo: es un camino que comienza en una ratonera (la nada) (non serviam, etc.) y que asciende, asciende.

El camino es suyo; sus alas son juveniles y el amor circula por ellos a torrentes.

Recibe el amor de este ansioso de juventud perpetua,

Lucas de Ochoa

Fuente:

Archivo personal de Rosemary Smith (Rosa Girasol). Ver facsímil aquí. Cortesía de Michael Smith, creador de:

Elprofetagonzaloarango.com

* * *

Otraparte.org